Estrictamente de negocios

Extendió su mano y saludo con un fuerte apretón al hombre que la esperaba con mirada seria y que mientras preparaba algunos documentos le indicó que podía proceder.

Ella se inclinó bajo el escritorio y procedió a realizar su trabajo de la forma más eficiente posible, sin dejar escapar apenas un sonido de su boca estrictamente ocupada, tan solo una lágrima asomó en un instante de descuido emocional. Podemos decir que esa lágrima fue la causante que ella se deshiciera en llanto sin terminar la tarea para la cual había venido.

“Deshacerse en llanto” en el más estricto sentido de la palabra; él, marcó a la extensión de servicios generales para que se encargaran de secar en el piso el pozo de lágrimas que quedó en su lugar, se subió el zipper y continuó con su mañana de trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: