El dragón y la princesa

Corriendo tras la sombra de un fantasma
Abrasándome por dentro con palabras
Con rabia contenida
Con fuego y con violencia
Recorro sobre el cielo contemplándola
La tierra se hace chica
Escupo piedras
Mi cabeza estalla y fuego líquido brota de mis fauces
Pequeñas y frágiles marionetas se deshacen en la llamas
Gritan y sus gritos son lamentos
Algunos de rodillas solo rezan
A todos por igual la destrucción llega

De repente, me siento atrapado
Un viento cruzado que abate mi vuelo
Un frío gélido que congela mi aliento
Una red invisible que suavemente me detiene
Y una voz que suaviza el infierno en mi cabeza

No es el mismo fantasma que me atormenta, sus ojos son verdes, sus palabras dulces, sus manos blancas y sus abrazos firmes me aterrizan, vuelvo a mi forma mortal y frente a ella, lloro por la muerte, que no llega

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: