Estrella

No es solamente cuestión de caminar de la mano de alguien por ahí, se necesita tener la sensación certera de que esa mano va pegada al brazo que quieres que esté alrededor de tu cuello en las noches, y apretando tu espalda en las mañanas, y que ese brazo surja de manera espontánea de unos hombros que estén dispuestos a permitirte descansar tu rostro de vez en cuando, y ya que estamos en esto es indispensable tener la confianza de que ese cuerpo entero está al mando de un cerebro funcional, racional y con la capacidad de comprender tus incoherencias, y por supuesto lo suficiente mente loco para quererte como eres.

Por eso me gusta tomarte de la mano, porque estas loca y tienes cada parte de tu cuerpo en la posición indicada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: