Hace tiempo estabas dentro

Corriendo hacia la luna una noche descubrí la razón de mi locura, fue necesario desnudarme y sentir el frío de la helada montaña, quemar mi piel con el inclemente sol de las alturas nevadas, casi quedar ciego en las mañanas resplandecientes de fuego y nieve, comer tierra, y agua y heces, mis cabellos crecieron salvajes y en sus nudos se hicieron cuna algunas alimañas, grité incoherencias en las calles durante dos días completos, azoté con furia una piedra buscando la verdad, las lágrimas lavaron el sucio de mi rostro y mis dientes uno a uno cayeron de su sitio.

La luna no era la razón, fue una coincidencia un poco poética, un poco irónica, la razón simplemente apareció de golpe frente a mi como si siempre hubiera estado ahí, tal vez fue así, una epifanía que cubrió mi rostro, entonces corté mis cabellos, lavé mi cuerpo y restauré mis heridas, poco a poco volví a ser el ser civilizado, hablaba de forma pausada, pedía los favores y agradecía cualquier ayuda, busque ropa decente y un empleo, una mujer que me amara y un circulo social que me aceptara. Lentamente busqué encajar nuevamente.

Siempre recordaré la razón de mi locura, asi como siempre te voy a recordar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: